I TRAIL MONDARIZ TERRA DA AUGA 2015

El 25 de Octubre se celebró el primer Trail Mondariz Terra Da Auga perteneciente a la Copa Gallega de Carreras por Montaña. La organización de la prueba anunciaba unos 35Km y 2150m de desnivel positivo, aunque lejos de la realidad el recorrido rozó los 42Km! , personalmente le tenía ganas a una maratón de montaña a medio plazo y esta llegó sola y sin avisar. Fué una carrera exigente y de las más técnicas hasta el momento en la que hubo que emplearse a fondo en varias zonas.

2015-10-20 16.23.09
Tras la salida estábamos Alberto Domíngez para el minitrail de 25Km y Daniel Gonzalez y yo para el de 35Km, salíamos todos juntos desde la Plaza de España. La organización era conocedora de que el trail le había salido 2Km más largo pero solo 2 … y para ello salió un BMW desde meta limitando el ritmo sobre asfalto, el GPS me marcaba por debajo de 4min/Km pero bueno… al más puro estilo salida lanzada de fórmula 1. Se retira el coche y ya sobre pista no asfaltada y en llano nos adentrábamos en el monte a un ritmo mas bién alto. Dani y yo juntos desde la salida, empiezan los primeros desniveles y a pesar de ello nadie aflojaba gas.
Km3,6 primer cortafuegos de fuerte pendiente de unos 100 m para ir calentando piernas y a continuacion a correr en fila de 1 sobre un estrecho y elevado camino donde había que ir atento donde se pisaba si no querías irte de cabeza a la finca de algún vecino del lugar.
Nos adentramos en el monte de nuevo bajando a todo dar por caminos que se prestaban a ello, Dani iba abríendo algo de hueco por delante mía y después de equivocarme en un cruze lo pierdo de vista.
Km 10,5 un nuevo cortafuegos de unos 400 m de longitud la gente animaba pero procuro no emocionarme demasiado, sigo corriendo rodeado de varios participantes algunos tirando muy fuerte pero sobre el Km 16 empezaron a ponerse las cosas en su sitio, avituallamiento y el desvío para los participantes del minitrail, ahora corriendo solo aprovecho para regular un poco el ritmo que aún quedaba mucho por delante.
Me alcanzan un par de corredores que me acompañan en una de las partes más técnicas del recorrido donde había que avanzar sobre rocas, a veces no quedaba otra opción que agarrarse a las cuerdas instaladas y subir a la primera como fuera para no entorpecer al de atrás, en fin, una zona divertida pero que desgastó lo suyo.

Llegamos a la altura máxima del recorrido (854m) y de seguido empieza un largo descenso por pistas y algún que otro cortafuegos que nos lleva al Rio Alén, a mojar los pies un poco y avituallamiento, salgo inmediatamente con un trozo de plátano en la boca y casi se me atraganta al afrontar de repente a mi ver, la subida mas potente de la carrera, aquí pierdo alguna posición que no tardo en recuperar en unos kilómetros tendidos donde hago lo posible por mantenerme corriendo, también paso por Dani que no se encontraba bien y que poco más tarde sale de la carrera en el Km 31, dadas las circunstancias tomó una buena decisión porque el extra de kilómetros supuso un tiempo en carrera importante con el que nadie contaba.

Al paso por el penúltimo avituallamiento gano las últimas posiciones y tiro en solitario adentrandome en el Regato Furafolla donde a pesar de la distancia ya recorrida me encontré muy bién, disfrutando como un niño pequeño, saltando de piedra en piedra chapoteando al correr por el agua, y también le echo la mano a un participante que había caido por un pequeño barranco y como los daños colaterales solo se quedaron en unos pocos arañazos vuelvo a lo mio…

Km 34.5 enlazamos con el Río Tea, las piernas aún iban bien y le dimos algo de caña por los senderos a su orilla con continuos y divertidos toboganes y en el Km 36.30 atravesamos este saltando de piedra piedra, al poco llegamos al último avituallamiento donde me dicén que ya falta poco, y menos mal que cargué bien de agua…

Me dispongo a correr sobre asfalto 2,2Km y siempre subiendo, ya no tan motivado, además llevaba metida una pidrecita bajo el pie que al correr en duro me hacía daño, queria pensar que iba por asfalto porque ya estaba entrando en el pueblo pero entramos en el monte de nuevo. Km 39,30 por terreno blandito 0 molestias y corro,corro, y corro sin saber cuando se iba acabar aquello pero cuando empiezo a ver las primeras casas… Si! Ahora Siii! De la emoción empecé a ir más rápido, atravesando las calles y la meta como si aquello fuera un 10000m! Finalmete 41,7Km de recorrido, la distancia más larga hasta el momento, muchas retiradas y el puesto conseguido fué un 39 absoluto de solo 70 clasificados con un tiempo de 5h:59min.

Crónica: Pablo Reguera

Fotografía: Víctor Mouriño

III DUATLON DE PORRIÑO 2015

 

 

No solo me estreno como cronista, sino que también como duatleta y todo lo que ello conlleva. Cuando eres principiante las dudas te invaden la cabeza: ¿Cojo el dorsal o voy a la transición a dejar la bici? ¿Cómo va el tema de la transición? ¿Por dónde se entra y por donde se sale? Veo a gente del club pero no conozco a ninguno, ¿dónde están todos los conocidos?

El tiempo pasa y veo que cada vez me queda menos y no voy a tener tiempo para calentar. Empiezo a pensar y a tomar decisiones. Voy a por el dorsal, con la bici y las zapatillas en la mano. Lo cojo todo, pongo las pegatinas, pero: ¿Dónde dejo la camiseta que regalan? ¿La puedo llevar a la transición o solo se puede meter en la transición las cosas que usas en la carrera? Me voy al coche en la bici a dejar la camiseta «por si acaso» no me dejan meterla en la transición.

Vuelvo a la transición y me encuentro con una cola, la cola de verificación. La bici frena y tengo los tapones en el manillar (¿y si tengo un motorcillo como los Contador, Froome y demás?). Entro en la transición y coloco todo en su sitio cuando escucho a una chica gritar: «reunión técnica!». Me acerco «por si acaso» dicen algo interesante (y tanto que es interesante explican el recorrido y algunas normas). Acaba la reunión técnica y me echo a correr a la zona de salida para poder calentar.

Allí me encuentro a los primeros conocidos: Josiño, Isaías, Pablo, Manu, María, Dani McKay, Pablo Soto… Calentamiento articular (breve) y me echo a trotar con Josiño mientras escucho sus consejos. Me cuenta que el año pasado empezó muy fuerte y petó mas tarde. Que no me deje llevar por el ritmo de los demás, que tenga cuidado con el calor… Yo tengo claro mi objetivo, ver cómo reacciona mi cuerpo después de la bici, en la carrera a pie final.

Se acerca la hora de la verdad: la salida. Nos juntamos en el arco todos los del club por grupitos de diferentes niveles (los pros delante y los menos pros más hacia atrás). Yo me pongo hacia atrás. SALIDA!!! Empezamos a correr y la primera vez que veo el Garmin veo que voy a 3:40 ( Mierda!, he empezado muy fuerte y voy a petar) relajo el ritmo y veo que a 4:20/4:30 me encuentro bien. Tiro a ese ritmo y veo como me voy situando en la carrera. Paso a unos pocos duatletas (¿Habrán petado?), yo sigo a mi ritmo, sufriendo cuando daba el sol y disfrutando cuando animaba el público a lo largo del circuito.

Llega la transición, la primera de mi vida. Yo la definiría como «aceptable» ya que lo primero que hice fue ponerme el casco (no quiero saber cómo la definiría Dani). El resto me lo coloco con mas o menos habilidad.

A pedalear, teóricamente es mi segmento fuerte. Me calo los pies, meto el plato grande y doy un trago. Estoy en la parte de atrás de la carrera y ya no hay grupos asique pedaleo solo. Paso a algunos que me habían pasado en la transición y animo a cada uno de mis compañeros que veo pasar en dirección contraria o a los que me adelantan. Me noto fuerte pero no quiero «petar» veo el Garmin y me sorprende ver que la velocidad supera los 30km/h (¿Por qué voy mas fuerte que en un entrenamiento y no acusó el esfuerzo? ¿Es la adrenalina de la prueba?). Decido seguir a pesar de poder «petar» mas tarde. Repechito antes de terminar el segmento de bici y segunda transición.

Esta transición fue más rápida. Quería sacar los pies antes de la transición como los pros pero no fue así y me excusé con el juez diciéndole: «todavía no tengo tanta práctica». Sonrisa de complicidad por su parte y a correr como un pato con calas. Salgo contento de la transición porque hago todo tal y como lo tenía pensado en mi cabeza.

Ahora era el momento que esperaba, ¿me iban a responder las piernas? Pues a pesar de empezar con las piernas un poco pesadas, pronto se recuperaron y volví al ritmo de la primera parte de la carrera a pie, a sufrir en las zonas de sol y a disfrutar con los ánimos del público para terminar entrando en meta sprintando.

Se terminó. Acabé mi primer Duatlon, contento y satisfecho con las sensaciones. El verano de entrenamiento con los compañeros na Fillaboa da sus frutos. También contento al enterarme que ganaron dos compañeros de club, Brais y Maria. Ahora toca recuperar y pasar esta semana lo mejor posible para llegar bien al Cies, será mi primer triatlón, (si, si. Mi primer triatlón).

Parte dos trileros
Parte dos trileros

 

 CRÓNICA: Dani Carcedo

Fotografía: Son do louro

GMTA I Trail Terras de Burón 2015

O sábado 5 de setembro, fixemos unha quedada Rocío, Ángel máis eu en O Porriño, onde quedamos de costume no verán pa adestrar, a diferencia de que desta vez o fixemos moito máis cedo…

SalidaOs3Fonsagrada
Pablo, Angel e Rocío

7:00 AM Saímos cara A Fonsagrada con calma xa que íamos con tempo de abondo. Unha viaxe entretida de case 3h con algún despiste do persoal de abordo, pero sen maior repercusión, chegar chegamos.

A Saida/Meta atopábase cerca do pavillón deportivo de A Fonsagrada, o pobo sería o punto máis alto do percorrido (965m). A proba constaba de dous trails, un curto e outro longo. O trail longo no que nos íamos aventurar, anunciaba unha distancia de 35.5 km, un desnivel acumulado de 4400m cunha dificultade xeral media-alta e con tramos difíciles e técnicos.

O ceo estaba despexado, facía vento e a sensación era máis ben de frío. Fomos recoller os dorsais e como aínda tiñamos tempo  decidimos comezar a quentar, primeiro cuns cafés.

Agora si, había que descubrir os montes destas terras, armámonos con o material necesario, un pouco de trote e movilidade polos arredores mentras non nos reclamaban na saída.

11:50 AM Control de dorsais e charla técnica. Os tres listos e dispostos na parte de atrás.

12:00 AM Sen máis miramentos dan a saída, o ritmo inicial mentres atravesamos o pobo era máis ben relaxado e no primeiro kilómetro xa entrábamos nos primeiros sendeiros, maiormente era case todo baixar, o ritmo aumentaba e a atención o terreo tamén.

Km 4. Atopámonos correndo detrás dun grupo que se despistara nun cruce, así que tocou cambiar de sentido e volta á carreira, desta vez prestando atención ademáis ás cintas de cor vermello e branco que sinalizaban o percorrido a seguir. Este tipo de erros non se podían repetir.

Comezan as primeiras zoas técnicas: raíces, lousas de pizarra, descensos pronunciados ¡A diversión estaba asegurada!

Procuro non emocionarme demasiado, quedaba moito por diante. Cada un vai asentando no seu ritmo de carreira, volto a cabeza e non vexo a Rocío, de momento tiro algún kilómetro máis xunto a Ángel que non tarda en “abrir gas” e desaparece por diante miña.

Chego ó primeiro avituallamento, pico algo e bebo o posible cargando logo o máximo de auga, mellor asegurar que non sei o que me espera ata o seguinte.

Km 9. Dende aquí era un entrar e saír en pequenas aldeas da zoa onde se vía pouca xente, e algunha ata parecía sorprendida de ver pasar tantos corredores por alí.

Km 17. Saída da última aldea ó paso, e de súpeto doume de conta de que levaba un bo anaco  en solitario, e así foi durante varios kilómetros sen toparme con ninguén máis, so na compaña da fermosa paisaxe ó longo dun val que se elevaba sobre o río Suarna.

Os únicos sons eran os da auga dos regatos, o cantar dos paxaros e as miñas pisadas, unha experiencia sen igual, sobre todo cando se transcorre por lugares descoñecidos.

Boto un ollo ó GPS, aínda non chegara á altitude mínima prevista, a calor e a humidade facíase notar, súdase máis e hai que beber moi de seguido, por veces fágome consciente de todo o descenso acumulado, non podía eganarme a min mesmo, o momento de poñerse a subir chegaría e non iba ser pouca cousa precisamente.

Km 28, comezo a atopar participantes de novo e sen enredar moito detémonos no 4º e último avituallamento, servímonos con moito gusto, algo de fruta e líquido.

Aproximadamente 1km despois, cunha carga muscular nas pernas evidente, preséntaseme un reto extra, vexo rodar a miña botella con 1 litro de agua por un barranco ata que frea contra uns arbustos ¡Non o podo creer! Seguir so con 250 ml da segunda botella non era opción ¡Imos ó rescate! Con coidado de non mandala máis para abaixo, conseguimos recuperar a botella de auga e subir.

Atravesamos o río varias veces, algunhas delas por pontes e a maioría polo mesmo río, onde había que ter coidado de non escorregar sobre as rochas máis pulidas, nalgúns sitios a auga chegaba a dar polas rodillas e aínda que voltabas a correr cos pés mollados agradecíase a refrixeración do tren inferior que xa levaba uns cantos kilómetros feitos.

Km 33. Dende este punto a maior parte do percorrido ata a meta formaba parte dos primeiros kilómetros pero que agora había que subir.

Subindo algo máis de 500m en 4km, procedeu unha combinación de andar e correr, máis do primeiro. Algunha zona a inclinación obrigaba a botar as mans o chan, o esforzo agora era máximo.

Km 35,5. deberíamos estar remantando pero o GPS marcaba 800m de altitude e a meta estaba a 965m, a distancia que quedaba era incerta. Xa sen auga, sensación de fame e de frío, os últimos 2 kilómetros fixéronse longos, poñemos o cortaventos e parriba sen deterse. Pisamos algo de asfalto e ó pouco facemos a última costa que da ó pobo da Fonsagrada. Último kilómetro, algún que outro ánimo da xente axudaba a manterse correndo, pasamos polo “speaker” que animaba os últimos metros e ¡Meta!

Finalmente resultan uns 38Km de carreira, persoalmente satisfeito co meu tempo e Rocío na súa categoría queda a un posto do podio!

Ámbolos 3 aventureiros unha vez rematada a proba coincidimos en que foi unha loucura, que fora unha carreira moi dura, pero tamén que non ía ser a última …

33 M               5:32:36            Jose Angel Alvarez Alonso    20

38 M               5:36:05            Pablo Reguera Ferreira           24

7   F                6:19:42            Rocio Blanco Carrera             4

Crónica : Pablo Reguera

Fotografía: Pablo Reguera

EMBRUNMAN 2015

Fai meses que algún compañeiro no club, en algún momento de inactividade, tivo unha desas ideas ocurrentes e desnortadas que xurden precisamente por non ter nada que facer. E así, sen máis, lanzou un órdago… facer unha das probas de triatlón de longa distancia máis duras do mundo, o EMBRUNMAN. En menos do que dura un pincho de tortilla nunha obra as 11 da mañan, xa había una lista de atrevidos inconscientes circulando polo grupo…

Foi pasando o tempo e a lista tamén foi collendo forma.  Por diversos motivos, algúns foronse borrando da mesma e outros incorporábanse tan pronto se enteraban do reto, ata que finalmente… 9 altletas do club, aspirantes a finisher, confirmaron a sua participación:

Saida cara a Embrun
Miguel,Víctor,Nacho,Marcos,Michi,Rubén,Gil,Quique e Pablo

 

Quique Moran, Pablo Regueria, Víctor Mouriño, Miguel Gil, Miguel López, Nacho Louriño, Miguel Fdez., Marcos Francés e Rubén Sio.

A partir dese momento, cada un comezou o seu particular, esixente e sacrificado plan de adestramento, onde xa non había excusas e só o sacrificio, o esforzo físico e mental ían facer posible enfrentarse a un reto de esta dureza. Todo ese adestramento ía estreitamente ligado, a cesións e renuncias persoais e familiares no día a día, que non sería posible facer sen a complicidade dos que están ó noso lado. Historias cas que seguro podíase facer outra crónica.

O EMBRUNMAN é unha proba de triatlón de longa distancia, onde os participantes deben completar as longas distancias que o homologan como Iroman; a natación, 3.800 m, para seguir co sector de ciclismo de 188 km (e nesta proba en particular, contar con 5.000 mt de desnivel +), para finalizar percorrendo, nun circuito tamén moi esixente, a distancia dunha maratón, 42,195 km.

A proba celébrase no mes de agosto nun bonito lugar dos altos Alpes Franceses, na rexión da Provenza – Alpes – Costa Azul, que lle da nome a proba, EMBRUN ou a pequena Niza dos Alpes, como tamén se coñece. O pobo está situado no alto dunha zona rocosa, dende onde se contempla todo o val do Durance, dominado a seu redor polas cimas das montañas de Embrunais.

É mércores 12 de agosto e comezamos esta maravillosa aventura deportiva e vital. Coa colaboración desinteresada e xenerosa de Berto Domínguez, que se ofreceu como chófer, saíamos rumbo ó aeroporto de Oporto, onde embarcaríamos con toda a equipaxe, bicis e ilusións con destino a Francia, sendo a primeira escala, Marsella, onde faríamos noite. Antes da cea, tocou ir recoller as furgonetas coas que faríamos a viaxe a Embrun.

Xoves 13; saimos cara a Embrun. Nacho toma o mando da expedición e sae en dirección a Gap. Tíñamos previsto tardar unhas 2 horas e pico en chegar ó destino. Non se sabe que puido pasar (despois de pasarnos algunhas desviacións) pero acabamos tardando o doble e facendo uns cuantos km de máis. Nacho votoulle a culpa ó GPS e a ruta turística non prevista quedou xustificada. O caso, é que chegamos a Embrun máis tarde do esperado e houbo que cambiar algúns dos plans que levábamos pensados. Aínda había que chegar ó hotel, situado a 14 km de Embrun, acomodarnos, e sobre todo, desembalar e montar as bicis…

2015-08-13 19.56.22
Vistas dende o hotel dos Alpes franceses

Embrun estaba cheo de xente, notábase o ambiente festivo e deportivo por todas partes. De feito, hai acontecementos deportivos durante toda a semana. O primeiro foi atopar un supermercado onde comprar comida e bebida (auga eh¡¡), xa que levábamos todo o día rodando sen parar e había ganas de comer algo. Feitas as compras, acercámonos á zoa onde está montada toda a infraestructura do evento; a transición, a meta, carpas da organización e dos patrocinadores, a feira do corredor, todo cerca da zoa do lago onde se fai o sector de natación. Por alí estivemos un rato disfrutando do bo ambiente que se respiraba.

Venres 14; non se madrugou moito, o día estaba bo e cada quen fixo o que máis lle apetecía. Uns sairon en bici pola zoa onde estábamos hospedados e aproveitaron para probar a dureza dos Alpes, outros baixaron directos a Embrun coa intención de rodar en bici e comprobar que todo estaba ben axustado antes de deixala dentro da zona de transición.

O día non pode continuar sin un bo almorzo, así que fomos a Embrun e buscamos onde repoñer forzas e conectarnos para poder conversar cos amigos e familiares, que non era fácil (que problemas có wifi…). Despois cos estómagos cheos sí, xa tocaba  ir a recoller os dorsáis e demais material e documentación para a proba. Coa pulseira que nos identifica como participantes no Embruman, baixamos de novo coa intención de deixar dentro da zoa de transición as bicis.

Para darlle un toque de atención ó corpo e que non se acostumara á calma, aproveitaremos para ir correr polo entorno do lago, onde discurre unha parte da carreira a pé, e tamén para nadar e probar as súas cálidas e tranquilas augas.

O tempo corre, e sobre as 14:00 horas xa estábamos comendo. Cando casi que rematáramos, levantouse un forte vento seguido dunha tormenta de auga que xa non parou ata ben pasada a tarde. E como inda había cousas que facer antes do gran día, consideramos que o mellor era voltar ó hotel máis temprano e deixar todo preparado antes de ir cear: acreditacions, roupa, calzado e toda a comida necesaria para a carreira, sabendo que necesitaremos repasar méis dunha vez todo o preparado.

Con todo organizado, fomos cear (sí… pasta e máis pasta). Sobre as 10 xa estábamos na cama.

A carreira:

Chegou a hora da verdade…¡¡¡ son as 2:30 da mañá e xa empezaron a soar os despertadores, ¡os nervios están a flor de piel!. Menos Gil e Nacho que decidiron almorzar na cafetería do hotel, o resto tíña máis ou menos o seu almorzo preparado na habitación: sándwich de xamón, pavo, nutela, iogures varios, pan de leite, chocolate, frutas… o bufett era abundante.

Sobre as 3:30 horas saimos en dirección Embrun. É noite pechada, fai frío e orvalla un pouco, pero no equipo xa se percibe a tensión. Hai ansiedade por empezar a proba. Chegamos con tempo suficiente para organizar o material de carreira. Isto é como un ritual onde cada quen ten as suas manías e comportamentos máis o menos raros… É curioso, hai quen non fala e encérrase en sí mesmo, hai quen necesita todo o contrario e non para de falar, quen coloca o casco dun xeito, quen pon todo o material con orden milimétrico, e quen o deixa como a quen lle caiu no sitio…, en definitiva o importante é non deixar nada olvidado ou fora de tua zona; si non queres ser sancionado.

Sobre as 5:30…, xa hai que poñer o traxe de neopreno, recoller todo o que sobra e sacalo da zona de transición. Rubén, que o outro lado da barreira xa está facendo fotos e dándo gritos de ánimo, espera para facer de apoio. ¡E chegou a hora da verdade!, son as 6:00 da mañá…

A natación:

Confundidos baixo a luz da lúa, entre 1.300 almas, con traxes de neopreno, gorro e gafas, case todos iguais, encontrámonos preparados para o reto os 8 triatletas do club. Antes, xa cumpríramos co ritual deportivo e amistoso dos abrazos, bicos, ánimos e desexos de boa sorte. Pero a partir dese momento, cada un queda só con suas teimas, medos e seus sonos.

Buscando o mellor sitio, posicionandote alí onde cres que podes facer a túa mellor saída; a máis rápida ou máis lenta, a máis limpa ou mais apretada, tentando non tropezar, sen estorbar… É un momento emocionante, espectacular; noite pechada, ó rededor só se distinguen as sombras das altas montañas que rodean Embrun. Entre gritos de ánimo do público que abarrota a saída, as poucas luces que hai no entorno e os flases das cámaras se reflexan débilmente nas augas do lago e deixan por momentos recoñecer a orilla e as marxes do lago, onde se concentra o numeroso público. As sensacións están a flor de pel, suben as pulsacións, a respiración e a tensión se altera… as ganas de sair son intensas. Ó fondo, os focos das 2 lanchas que guiarán a cabeza da carreira son as únicas luces que se ven reflexadas na escuridade das augas… Ás 6:00 horas, soa o primeiro pistoletazo, saen as mulleres, e 15 min. despoi,s dase a saída ó resto dos participantes.

Ver a saída do sector da natación é un espectáculo sorprendente, emocionante. Vivilo desde dentro é algo difícil de describir. ¡Hai que vivilo…!

 

Video realizado por Rubén Sio

Vaise avanzando relativamente ben, son augas tranquilas e cálidas, dirixíndonos hacía a primeira volta xa empezas a mirar as primerias luces da mañan, sobre as 7:00 horas sae o primeiro triatleta con un tempo de 0:46:11. O primeiro do clube en sair do auga e Victor Mouriño cun tempo de 1:03:49, despois Pablo en 1:06:37, Kique Morán en 1:06:52, Gil en 1:10:17, Francés en 1:14:48, Michi en 1:15:13, Miguel Fdez. en 1:22:33 e Nacho Louriño 1:33:31

A bicicleta:

Nada máis sair da zoa de transición, donde cada un tardou o que boamente puido; con frío, orballando, e co corpo todavía desaxustado, atopaste coa primeira das subidas, rampa do 7 – 8%, así son os primerios 10 km que transcurren por un bucle nos alrededores de Embrun con carreteras estreitas e reviradas. O terminar o bucle volves a pasar por Embrun, e comenzas a rodar por tramos de carreteira nacional e outros de interior. Durante os próximos 70 km haberá que enfrentarse a uns 8 portos, con máis o menos dificultade, cun percorrido nada cómodo o discurrir por zoas con firme irregular e nalguns casos roto e sucio, bastante perigoso. Nesta primeira parte, desgraciadamente, xa se poideron ver varias caidas.

Coas estratéxias de carreira que cada un tiña planificado para os primeiros 80 km, fomos achegándonos o principio do que é un dos emblemas da proba, o porto  do “Izoard”. Verse ahí é increible; impresiona facer esta subida, na que hai que medir moi ben as forzas para non desfallecer. Espectacular o paisaxe, espectacular os aficionados que hai durante o ascenso (lugareños, familiares dos participantes, turistas…) é dificil poder describir o que se sente, pero é verdaderamente emocionante. Cerca da cumbre, en “Casse Desserte” chegas a esa zona espectacular de aspecto luar, que coincide cunha zona de descanso que parece posta ahí para poder apreciar a grandeza de esas montañas a beleza da subida e ese lugar inospito e valeiro de vexetación que a caracteriza. De ahí a cima, sólo un par de km o 8%…

Pouco a pouco fomos chegando a cima e coroando este mítico porto, xa se pode mirar a un lado o monolito do IZOARD donde está grabado o nome e a altitude, 2.360m, ahí é nada…

Primeiro Quique que xa se vai deixando mostras da sua calidade, facendo un sector de bici espectacular. A continuación, Víctor, Marcos, Gil, Pablo e Michi, Miguel e Nacho… O que en principio podía parecer a parte máis dura do sector da bici, da paso a mais dunha sorpresa…

Unha vez arriba, toca cargar forzas no avituallamiento e abrigarse para afrontar un descenso de 20 km por unha espectacular carreteira, revirada e mollada, con precipicios de medo, con tramos rapidísimos que te levan directo a curvas pechadas sin visibilidade, que dadas as condicións añadidas de frío e choiva fan da mesma un descenso difícil e perigoso. Pero inda así e relativamente rápido, chégase a Briançon.

Agora comenza a parte más difícil do sector da bici (os días previos habíamos mantido algunha discusión sobre este parecer, con opinións contrapostas…), aquí si te pasas facendo alardes ou esforzos, pódelo pagar caro. Chegan as subidas a les Vigneaux e o Pallon, que non son suaves, a pesar de que no perfil quedan empequeñecidas polo Izoard, as suas costas e os km acumulados fan que sexan duras de verdad…

Máis sorpresas a medida que nos achegamos o final. Cando xa se pedalea cas pernas cargadas de km…, chegamos o porto do Chalvet, mais ou menos no km 177 de carreira;  ¡non é posible, non podo creélo!, rampas do 7-8% de media, alguhas do 11% ¡que dor de pernas por Dios!. Son 8 km interminables, esa carreteira retorcida, cas típicas curvas (das que tamen temos por aquí) que dan sensación de ser a última do porto, pero nada, saes delas e sigues subindo e subindo, e outra curva… agotador, brutal…

Pero cando culminas o Chalvet, non acaban as sorpresas; toda a baixada que nos leva ata Embrun é muy revirada, cun firme irregular e moi, moi roto, chea de gravilla, e rápida, un descenso moi perigoso. E inevitable pensar que podes cair ou ter un pinchazo, entrache un medo no corpo ¡cando xa queda nada para chegar…!.

Pero ahí estábamos co sector de bici feito, cumprindo con creces os obxetivos. Quique Moran facendo un sector de bici impresionante, entra na transicción no posto 37 da general, cun tempo de 6:44:40; a continuación Marcos Francés en 7:28:21, Víctor Mouriño en 7:32:32, Gil en 7:41:32, Pablo en 8:25:17, Michi en 8:31:37, Miguel en 8:48:05 e Nacho Louriño en 9:18:05. Todos entramos na T2 satisfeitos, sin problemas físicos maiores e por suposto, con ganas de seguir.

A carreria a pé:

Inda que é algo que pode pasar inadvertido, esta maratón córrese a 800 metros de altitude e ten un desnivel positivo de 400 m, casi nada. As costas que ai que superar fanse moi duras e non e difícil ter calambres ou problemas estomacales se non mides ben os esforzos e a alimentación. Mostra da dureza da proba a pe, e que moitos corredores fan unha longa parte do percorrido andando.

Cando saes a correr despois dunha carreira en bici tan dura, sentes o corpo perezoso e pesado, e non é difícil que o primeiro pesamento que lle ven a un a mente son os 42,195 km que quedan por diante, e claro, non é un bo pensamento este para animarte ¡¡¡puf…, rápido!!!,  ten que ser unha decisión fulminante… “deixa de pensar niso e ponte a correr”, “canta, fala solo, recorda a familia, os amigos”, pero de verdad, non penses nos km, e mellor olvidalo e ir pouco a pouco recorrendo o camiño, pensando en calquer outra cousa e deixándote levar po-la cantidade de xente, que te anima polo teu nome o grito de “alé, alé…” e te van animando así durante toda a carreira. E motivante e agradecido ver con que cariño tratan os participantes.

E aquí sí, aquí si que hay que falar do noso compañeiro de viaxe, ¡ah, que maravilloso foi escoitar os teus ánimos, a tua voz…!!! Ruben Sío, que inda que non participou por culpa das malditas lesións, ahí estibo. Despóis de pasar todo o día preocupado e soo, aparecía da nada, a pe de circuito, que digo a pe, abordábanos polo circuito para facer fotos, grabar vídeos, animándonos a todos mentres corría o noso carón. Polo tanto, desde aquí todos queremos darche as gracias.

A maratón foise cubrindo e finalmente tamén a terminamos todos dunha maneira exemplar. Quique Morán cun tempo de 3:21:43, despois chegaría Marcos Francés en 3:42:14, Víctor Mouriño en 4:19:10, Gil en 4:27:22, Miguel en 4:48:27, Michi en 5:04:06, Nacho Louriño en 5:08:35 e Pablo en 5:15:30

 

O primeiro do clube en cruzar a meta foi Quique Morán, e sorprendervos, na sua primeira participación nesta proba, con participantes de todo o mundo e dun nivel considerable, o crack terminou no posto 28 cun tempo total de 11:21:20…  e pouco a pouco fomos chegando a meta o resto; Marcos Francés en 12:42:08, Victor Mouriño en 13:03:22, Miguel Gil en 13:35:15, Pablo en 15:09:03, Michi en 15:10:01, Miguel Fdez. en 15:11:24 e Nacho Louriño en 16:24:28

A nosa aventura chegou o final, quédanos a satisfacción e o placer de saborear a proba como un triunfo persoal que supón cruzar a meta de esta durísima, única e preciosa proba de triatlon de longa distancia, o “EMBRUMAN 2015”

 

E por suposto, tamén vos queremos agradecer a todos o interese e o cariño que nos demostrástedes antes e despóis da proba. E facer una mención especial os nosos amigos Ruben Sio e Berto Dominguez, que ademáis foron os artífices de que estivérades informados durante todo o día, enviando menxasesn de cómo estábamos facendo a carreira; con fotos, vídeos e os tempos o minuto… Moitas gracias Rubén, moitas gracias Berto, vos tamen sodes uns cracks.

Agradecer o club Atletismo Porriño a sua colaboración en todo o que nos fixo falta.

E toda gran aventura acaba con unha boa cena onde se contan as batallas individuais. Preparando a nova aventura do 2016…

 

IMG-20150905-WA0001
Víctor,Marcos,Quique,Gil,Miguel,Pablo,Michi e Nacho

 

Crónica: Marcos Francés

Fotografías e  Vídeo: Rubén Sio

 

 

Carreira de San Bartolomé en Tui.

O sábado 22, retomábase despois de 28 anos a carreira de San Bartolomé en Tui. Achegábanse ata alí unhas 400 persoas con ganas de pasar unha mañán de Sábado divertida facendo algo de deporte. O ambiente de festa, os inchables para os mais cativos e a moi boa organización fixeron que iso fose posible.

Diante da capela instaláronse os arcos de Saida e Meta, e dende alí percorreron os máis maiores un total de 3,3 km na modalidade absoluta. A carreira foi rápida dende o principio, máis tendo en conta que se comezaba baixando, despois viña a costa de adoquín por detrás da capela. O resto do circuito diría que era bastante levadeiro.

Non houbo moita representación por parte do noso club, pero a que había fíxose notar dabondo, tendo en conta que contábamos coa presenza da nosa perla Uxía Perez (ainda que pertence ao Club Atletismo Tui é unha máis de nós) que quedou no posto 21 dos 160 participantes, ademáis de primeira muller en chegar á meta e 1ª na sua categoría. Jose Antonio Burgos fixo un tempo impresionante quedando 5º na xeral e 1º na súa categoría. Mónica Pena acadou o posto 76º que a levou á 3º plaza das Veteranas.

DSCN2614
DSCN2578

Mónica Pena na imaxe superior e Burgos (ó fondo) na imaxe inferior nun tramo  da carreira.

Houbo multitude de trofeos para os gañadores, todos eles distintos e cada cal máis bonito, doados por empresas e particulares de Tui para os cinco primeiros clasificados de cada categoría, polo que foi unha auténtica festa de trofeos, ademáis de sorteos e regalos para os participantes.

Mencionar moi brevemente que os máis pequenos levaron case todos trofeo (David Burgos, Noa Burgos, Carla Guisande, Sabela Guisande, Laura Alonso) pero iso deixollo para o encargado da crónica infantil.

O ano que ven sen dúbida repetiremos esperando que a carreira vaia ainda a máis. Noraboa a todos os participantes, e sobre todo, á organización.

Crónica: Mónica Pena.

Fotos: David Dagá.

 

O Atletismo Porriño no Embrunman 2015

O mércores partían cara Marsella nove compañeiros do club. Oito deles, van participar no mítico Embrunman o vindeiro sábado 12 de agosto. Trátase dun dos triatlóns de longa distancia máis duros do mundo que se disputa nos Altos Alpes franceses, en torno á vila de Embrun. Na proba terán que nadar 3.800 metros, percorrer 188 km. en bicicleta, incluída a subida ó mítico Izoard (2.360 m. de altitude) e rematarán con 42,197 km. de maratón.

Rubén, o máis listo de todos, decidiu ir velos sufrir e irá informando de cómo trasncorre todo por terras francesas.

Agradecemos enormemente a Alberto Domínguez que exerceu de chófer na nosa furgo, achegando á xente ata o aeroporto de Porto.

Moitísima Sorte, compañeiros!!!.

Saida cara a Embrun
O equipo composto por Miguel, Víctor, Nacho, Marquiños, Michi, Rubén (acompañante), Gil, Quique e Pablo.
Fotografía: Alberto Domínguez

V Trail Serra do Galiñeiro 2015

 

En la tarde del Sábado 11 de Julio se celebró la 5ª edición del Trail Serra do Galiñeiro del GMTA, un trail de unos 20Km de ruta circular con un ascenso acumulado de 1074 m.

Sobre las 17:00 encuentro de los componentes del Club Atletismo de Porriño en la Asociación de Vecinos de Vincios durante la recogida de dorsales, allí estábamos:

Miguel Angel, Jose Daniel, Pablo Regueira, Jose Angel, Rocío Blanco, Venancio Paramos, Manuel Martinez y Pablo Reguera.

Clásico Don Manuel
Clásico Don Manuel

A las 17:20  328 participantes dispuentos en la salida, el sol pegaba fuerte mientras escuchábamos una breve charla técnica donde nos informaban de una ligera variación del recorrido en los últimos kilómetros, 17:30 arranca la carrera y a pocos metros en el paso del asfalto al monte se produce un embotellamiento durante el primer tramo subiendo, poco a poco se va descongestionando y aumenta el ritmo aunque no por mucho tiempo, Km4, 1º avituallamiento y subida al pico del Galiñeiro, un ascenso técnico y muy duro entre rocas y totalmente expuestos al sol, sonaban las campanas y los gritos de ánimos del público, acabábamos de llegar al punto mas elevado del recorrido.

DSC_0166
Miguel e Dani

Tocaba el primer  descenso importante donde no se podía perder la concentración en una zona de más roca y terreno suelto.

Nos adentramos de nuevo en el bosque, más protegidos del sol en una zona cerrada de árboles con tendencia ascendente que hubo que superar a base de pequeñas carreras entre  exigentes repechos donde se subía agarrándose árboles, piedras… todo valía para sobrecargar lo mínimo las piernas.

Ro e Venancio
Ro e Venancio

Llegada al 2º avituallamiento, Km9, hora de meter algo al estómago y reponer líquido, aunque el menú era muy completo no nos paramos mucho, unos membrillos, un trozo de plátano y bajando… Llegamos a la zona de los Muiños de Maquías que daban de seguido al Embalse de Zamáns, uno de los tramos más llanos del recorrido, aunque para mi no muy rápido, con agotamiento y desidratación no quedo otra que bajar el ritmo durante un tiempo, aquí me alcanzan Rocio y Venancio, Rocio que llevaba un ritmo muy regular me pasa y voy con Venancio que al poco se queda por molestias musculares.

Miguel,Pablo e Angel
Miguel,Pablo e Angel

Reponemos fuerzas en el 3º y último avituallamiento, Km17,5, ya quedaba poco y era casi todo bajada, atravesamos el último tramo de bosque exprimiendo lo que quedaba, se escucha al speaker que anima los últimos metros y meta!

Pablo Reguera
Pablo Reguera

Reencuentro con los compañeros, bocadillos y bebida después de un duro pero divertido y sobretodo disfrutado trail.

Destacada la 4ª posición de Rocío Blanco en la categoría Senior Femenina y el tiempo de Jose Daniel Gonzalez por debajo de las 3 horas.

DSC_0157
Daniel Gonzalez

Crónica: Pablo Reguera

Fotografías: Maite Rodríguez

 

Campionato de Europa Youth de Banyoles 2015

 

 

Grazas ó cuarto posto obtido no Campionato de España de Triatlón de Pontevedra, celebrado o pasado 21 de xuño, Iria foi convocada a participar no Campionato de Europa Youth de Banyoles. Foi unha sorpresa, xa que non contabamos nin con que quedara tan adiante na proba de Pontevedra, nin que nas bases da mesma se indicara que era clasificatorio para o Campionato de Europa Youth.

De feito, despois do seu meritorio segundo posto individual e terceiro por equipos no Campionato de España por Autonomías de Águilas, celebrado a semana seguinte ó de Pontevedra, Iria tiña previsto ir a Inglaterra durante semana e media, e así o fixo. Por tanto, a preparación que levou para este Campionato de Europa foi máis que discreta, pero a ilusión pode con todo.

E así foi. O xoves viaxe a Banyoles, tan lonxe de Galicia como Galicia do mundo. Precioso entorno, e boa idea a da FETRI en convocalos desde o xoves, para que puideran descansar das viaxes e aclimatarse ó entorno. Alí quedou a media tarde, co resto dos e das atletas. Dani e máis eu baixamos a Girona, a facer un pouco de turismo de todo tipo (gastronómico, cultural, etc.). Chegamos a “besar el cul de la lleona”, que é o que manda a tradición para voltar a Girona.

Subimos a Banyoles un par de veces máis, antes da proba, para falar con Iria, pero sen interromper na concentración. E chegou o domingo. A proba Youth desenvólvese por relevos de tres componentes, con probas separadas para cativos e cativas. Iria participou no equipo II feminino de España, con 14 equipos en total (42 triatletas).

Non todas as componentes do equipo facían exactamente o  mesmo percorrido, polo que resulta compicado establecer comparacións entre triatletas a nivel individual, pero cando lle tocou saír no seu relevo, o segundo, nadou bastante ben, fixo a bicicleta cunha triatleta portuguesa e outra ucraina, e na carreira a pe deixou atrás ás súas compañeiras de viaxe. O resultado final, décimo posto por equipos, é intrascendente xa que só puntuaba o primeiro dos equipos de cada país. A nivel individual, a satisfacción de ter dado todo e a comprobación de que aínda queda moito por facer, pero que hai tempo por diante. Seguro que virán outras probas máis para seguir mellorando.

E falando de equipos, destacar a diferencia que puidemos observar na mentalidade dos diferentes países, como demostración dunha diferente cultura deportiva. Detalles coma o quencemento, esperar todas xuntas a chegada das que quedaban, a organización interna para coordenar o traballo… En fin. Unha bonita experiencia que sumar ó curriculum deportivo. Unha vez rematada a proba, volta para casa: 1.200 quilómetros.

IMG_0933

 

Crónica: Jose A.Rodriguez

 

II TRIATLÓN FESTIVAL RIBADESELLA – ASTURIAS 2015

Buen fin de semana para algunos de nuestros triatletas. El Club de Atletismo Porriño tuvo representación en el II Triatlón Festival Ribadesella 2015 – Asturias, en la modalidad Half (medio Iroman: 1900 m – 90,1 km. – 21,1 km).

El viernes 10 a las 15:30 horas, salían hacia Ribadesella – Asturias, Kike Morán, Víctor Mouriño, Antonio Toucedo y Marcos Francés. El objetivo,  participar en el triatlón que se celebra en dicha localidad. Es la segunda edición del triatlón y la primera vez que ellos la hacen. Por lo tanto, una prueba con sectores desconocidos, con un diseño de recorridos de natación y bici, que a priori se presentaban duros y difíciles y con un elenco de inscritos de mucha calidad, Raúl Amatriain, Fernando Barroso, Gorka Bizcarra o Jaime Menéndez…Para Toni Toucedo o Marcos Francés, su primer medio Ironman.

Haciendo un viaje tranquilo, en un ambiente distendido y ameno, llegaban a Ribadesella sobre las 20:30, pasada ya la hora para poder recoger material y dorsales; tocaba madrugar y andar más aprisa para prepararlo todo antes de la salida.  Sí que pudieron ver la zona de natación y comprobar, que con viento y con olas como las que había en ese momento, la prueba ya sería dura desde el principio. A cenar y a cama con algo de preocupación…

A las 6:30 hay que despetar, desayunar y comenzar a preparar todo el material. Lo primero, acercarse a la ventana. El mar está tranquilo y no hay viento, uff!!! que alivio, buena noticia. Es momento de relajarse y preparar la cabeza y el cuerpo para la apasionante jornada deportiva que queda por delante. A estos 4 chicos les gustan estos retos, disfrutan mucho con estas competiciones y se respira en el ambiente las ganas de empezar la prueba. Así que, una vez hecho un buen desayuno en la habitación; frutos secos, sándwich, miel, nutela… se acercaron a por los dorsales y a prepararse para la competición.

 

Se dio la salida con algo de retraso sobre la hora prevista, 9:15 horas. Con 5 min. de adelanto salieron las chicas y a continuación el resto de participantes. Kique Morán, Victor y Toni entran en el agua con el grupo de cabeza y, a buen ritmo ya forman un grupo que nadará bastante compacto hasta la primera transición del sector de natación, unos 100 m que hay que hacer por la playa para volver a entrar en el agua y completar un 2º sector de aprox. 1000 m. En este primer sector Víctor sufre un pequeño percance, se golpea con una roca y se hace un corte en la mano; pero sigue en carrera.

Víctor y Kique hacen un sector de natación muy bueno, 31:44 y 32:39. Salen del agua entre los 13 primeros, los dos hacia la T1 muy bien colocados y muy enteros. También en un buen puesto, 22º con un tiempo de 33:46, Toni Toucedo termina el sector de natación con buenas sensaciones. Marcos Francés consigue pasar el trámite saliendo el 43º, con un tiempo de 39:44; satisfecho y con buenas sensaciones.

Comienza el sector de ciclismo en un circuito de 45 km muy duro y técnico. Subidas y bajadas constantes, sin tramos en los que se pueda recuperar y con rampas duras, algunas de hasta el 20% de desnivel. En los 91 km se llega a acumular un desnivel positivo de aprox. 1700 m. Hay que rodar todo lo fuerte que sea posible, pero con cuidado, la prueba se desarrolla por carrera abierta y hay que circular por la derecha. Negociar las zonas delicadas, con curvas a derecha e izquierda, de carretera bastante rota, con gravilla o zonas con baches, hacen la carrera en bici peligrosa pero buena para los más técnicos y hábiles con la bici.

En este sector, Kique Morán demuestra su potencial y calidad. Con un ritmo fortísimo, comienza una remontada espectacular, dejando por detrás a corredores como Fernando Barroso o Gorka Bizcarra y llegando a la T2 en 2ª posición, con un tiempo de 2:48:14… un bestia. Víctor realiza un sector de bici muy bueno y entra en el puesto 11º con un tiempo de 3:03:23, pero como ya estaba previsto por motivos de fuerza mayor, recuperar y curar bien la lesión de la que acaba de salir, abandona la carrera. Hasta ese momento estaba haciendo una gran carrera. Se ve que el perfil del sector de bici se adapta bien a los atletas del club, Toni y Marcos, realizan un buen sector de bici y siguen avanzando y recuperando puestos; entran en la T2; 19º y 20º respectivamente, con unos tiempos de 3:13:06 y 3:14:15.

 

Comienza la carrera a pie; quedan por delante 21,1 km bajo un fuerte calor. Cuatro vueltas a un circuito plano de 5 km aprox. por un recorrido dibujado a lo largo del paseo que recorre la playa de Ribadesella y parte de la zona residencial próxima. Kique Morán comenzaba en 2ª posición el sector y mantuvo un buen ritmo de carrera durante las 4 vueltas, pero aquí, los especialistas, ya dijimos que el nivel era muy bueno, hicieron valer su calidad y consiguieron reducir el tiempo y rebasar a Kique. Fernando Barroso o Gorka Bizcarra y Jaime Menéndez, con el que peleó Kique el 4º puesto hasta la última vuelta, son triatletas conocidos de mucho nivel que sin duda a partir de ahora tendrán que vigilar de cerca a Kique Morán cuando compita de nuevo con ellos. Al final, un meritorio y espectacular 5º puesto general para Kique Morán.

Pero todavía quedaban por terminar la carrera Toni Toucedo y Marcos Francés, y en este sector la volvieron a armar. Recuperaron puestos y terminaron el sector a pie con el 6º y 10º mejor tiempo, 1:07:20 y 1:11:03. Lo que les sirvió para terminar en la general en los puestos 13º y 21º. Enhorabuena a los dos.

IMG-20150711-WA0016
Las caras lo dicen todo

 

 

La guinda a la buena carrera hecha por nuestros triatletas la puso el 1er puesto conseguido en la clasificación por equipos.

ribadesella
Kike,Toni e Marcos no mais alto

La fiesta continuó con una cena energética, suculenta a base de tortilla, chorizos, calamares,… bebidas varias y por supuesto, sidra… Para terminar recogida de premios y paseo por la bonita y turística Ribadesella.

Enhorabuena a los triatletas por el buen resultado conseguido.

Crónica: Marcos Francés

Fotografías: club

V TRIATLON DE POIO 2015

 

El sábado 4 se celebro la V edición de triatlon de Poio, un triatlon muy exigente por su circuito de carrera a pie, un recorrido a tres vueltas de sube baja… En la bici hay pequeos toboganes pero igualmente es un circuito rápido, suele pegar el viento por lo tanto todavía es mas favorable ir en grupo. El sector de natación estuvo bastante picadito, lo que provoco agobio en diversos participantes…

Empezó la tarde con la prueba popular que hacían distancia super sprint, a las 16:30 se daba la salida A(sin corte) donde se encontraban muchos representantes del club, Alberto Dominguez, Rubén Sio, Pablo Soto, Pablo Regueira, Felipe Mariño, Marcos Francés e Santi Romero. Finalizaron todos bastente contentos con su participacion aunque alguno de los sectores se les atragantara un poco, un apena por Pablo Soto que tuvo que retirarse debido a molestias.

Felipe Dominguez
Felipe Dominguez

A las 17:50, después de animar a nuestros compañeros, era el turno de la salida femenina, donde estabamos Sandra Sobreira, Iris Soto, y yo.

Iris se retiro despues del sector en bici, Sandra contenta aunque se le sigue atragantando la bici y por mi parte quitando la espinita de la última competición en el sector a pie, que volví a sentirme bien. Sandra hizo segunda en categoria sub23 y yo tercera en la absoluta.

Maria Martinez
Sandra Sobreira

Diez minutos después se dio la salida B, donde nos representaban Jorge Masso y Vïctor Saa, una pena que ninguno de los dos pudo finalizar ya que iban bien posicionados en el mismo grupo. Victor Saa por lesión y jorge le rompieron las radios de la bici .

Jorge Massó
Jorge Massó
Crónica: María Martinez
Fotos: Carlos Javier Serrano