Trail Amigos da Montanha. Barcelos (Portugal) 2013

Después de muchas carreras de montaña a lo largo del 2013, en el mes de Julio me lesiono; rotura de ligamentos con un esguince muy feo. En septiembre empiezo en el Club ya casi recuperado con ganas de mejorar y conectar con el grupo. Me doy cuenta rápidamente que con el mister(Dani) los entrenos son eficaces aunque las series me matan. El que algo quiere algo le cuesta, así que a apretar los dientes.

A lo que íbamos, me levanto el domingo a las 4:30 de la mañana, ya que quedé con una gente de Redondela para ir juntos a Barcelos. Risas y buen rollo. Llegamos temprano, tiempo de tomar un Tea en una cafetería y ver las caras desencajadas de los que aún estaban de marcha. Recogemos los dorsales y cuando nos damos cuenta solo quedan 35 minutos para la salida. Con prisas toca cambiarse, muchos nervios, son 62km y puede pasar cualquier cosa. Que sí geles, glucosa, toallitas por los apretones, material obligatorio (frontal,corta vientos,móvil,pito,camelback…) todo obligatorio o te penalizaban con 15 minutos si faltaba algo. Típicos saludos a los conocidos y se da la salida a las 7 de la mañana hora Portuguesa. Casi 400 almas deseando empezar a correr. Mañana fría pero agradable.

Salimos del centro por las calles pasando el puente para adentrarnos por los campos con destino a las 5.000 sensaciones que sentí durante toda la larga carrera.

Le hice caso a mi amigo Marcos Francés, sal despacio, de menos a más, es muy larga, ya tendrás tiempo de correr….que razón tenía!. No llevé música y eso fue lo mejor que pude haber hecho, controlando la respiración, los cruces para no perderme, los tobillos para no torcerlos…. Cada 8-10 km avituallamientos con fruta, barritas, bebidas isotonicas….paré en todas para reponer fuerzas y me ayudó mucho.

Pasamos por muchos pueblos, allí todos dicen «Forza» y eso anima jeje.

Aunque hubo un desnivel acumulado de 5.000 m fue una carrera muy rápida. No quita sus duras subidas y bajadas técnicas. Cruzamos ríos con Tirolinas, canoas, cuerdas para no caernos, en definitiva…. un espectáculo. Estos Portugueses se lo montan muy bien.

Iban pasando los km y aunque me dolían los aductores en el km 33 pregunto si iban muchos delante y me dicen que no,que voy bien. Le digo que voy tocado por los aductores y me dice que no le haga caso, que eso es psicológico. Me río y me digo voy a hacerle caso, total no tengo nada que perder.

Pasan los km. y sigo adelantando gente. Me doy cuenta de que voy bien aunque sé que en cualquier momento me puede dar la pájara o romper por cualquier sitio. Aprieto los dientes y el culo ya que iba fatal del estómago y me dispongo a afrontar los últimos 8 km, después de cruzar el río en canoa con un Portugués. Me adelanta, lo adelanto, que mal lo pasé. Cuando me doy cuenta lo dejo atrás y sigo adelantando gente.

No se daba llegado. Por fin veo Barcelos a lo lejos. Último sufrimiento. Me lo empiezo a creer, voy a terminar un año más!.

Llego al pueblo, la gente animando,bravo,forza,aplaudiendo….gaitas de bienvenida, se escucha al «speaker» dar también ánimos.

No me lo creo!. Al final valió la pena sufrir más de 7 horas por llegar a meta y lograr el último objetivo del año. Ahora a descansar y para el año que viene si me lo permite el cuerpo haré mi primer triatlón en compañía del Club Atletismo Porriño. Gracias a todos.

 

Crónica: Rubén Sío.

Fotografías: Rubén Sío / Trail Amigos da Montanha. Desnivel Positivo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *