III DUATLON DE PORRIÑO 2015

 

 

No solo me estreno como cronista, sino que también como duatleta y todo lo que ello conlleva. Cuando eres principiante las dudas te invaden la cabeza: ¿Cojo el dorsal o voy a la transición a dejar la bici? ¿Cómo va el tema de la transición? ¿Por dónde se entra y por donde se sale? Veo a gente del club pero no conozco a ninguno, ¿dónde están todos los conocidos?

El tiempo pasa y veo que cada vez me queda menos y no voy a tener tiempo para calentar. Empiezo a pensar y a tomar decisiones. Voy a por el dorsal, con la bici y las zapatillas en la mano. Lo cojo todo, pongo las pegatinas, pero: ¿Dónde dejo la camiseta que regalan? ¿La puedo llevar a la transición o solo se puede meter en la transición las cosas que usas en la carrera? Me voy al coche en la bici a dejar la camiseta «por si acaso» no me dejan meterla en la transición.

Vuelvo a la transición y me encuentro con una cola, la cola de verificación. La bici frena y tengo los tapones en el manillar (¿y si tengo un motorcillo como los Contador, Froome y demás?). Entro en la transición y coloco todo en su sitio cuando escucho a una chica gritar: «reunión técnica!». Me acerco «por si acaso» dicen algo interesante (y tanto que es interesante explican el recorrido y algunas normas). Acaba la reunión técnica y me echo a correr a la zona de salida para poder calentar.

Allí me encuentro a los primeros conocidos: Josiño, Isaías, Pablo, Manu, María, Dani McKay, Pablo Soto… Calentamiento articular (breve) y me echo a trotar con Josiño mientras escucho sus consejos. Me cuenta que el año pasado empezó muy fuerte y petó mas tarde. Que no me deje llevar por el ritmo de los demás, que tenga cuidado con el calor… Yo tengo claro mi objetivo, ver cómo reacciona mi cuerpo después de la bici, en la carrera a pie final.

Se acerca la hora de la verdad: la salida. Nos juntamos en el arco todos los del club por grupitos de diferentes niveles (los pros delante y los menos pros más hacia atrás). Yo me pongo hacia atrás. SALIDA!!! Empezamos a correr y la primera vez que veo el Garmin veo que voy a 3:40 ( Mierda!, he empezado muy fuerte y voy a petar) relajo el ritmo y veo que a 4:20/4:30 me encuentro bien. Tiro a ese ritmo y veo como me voy situando en la carrera. Paso a unos pocos duatletas (¿Habrán petado?), yo sigo a mi ritmo, sufriendo cuando daba el sol y disfrutando cuando animaba el público a lo largo del circuito.

Llega la transición, la primera de mi vida. Yo la definiría como «aceptable» ya que lo primero que hice fue ponerme el casco (no quiero saber cómo la definiría Dani). El resto me lo coloco con mas o menos habilidad.

A pedalear, teóricamente es mi segmento fuerte. Me calo los pies, meto el plato grande y doy un trago. Estoy en la parte de atrás de la carrera y ya no hay grupos asique pedaleo solo. Paso a algunos que me habían pasado en la transición y animo a cada uno de mis compañeros que veo pasar en dirección contraria o a los que me adelantan. Me noto fuerte pero no quiero «petar» veo el Garmin y me sorprende ver que la velocidad supera los 30km/h (¿Por qué voy mas fuerte que en un entrenamiento y no acusó el esfuerzo? ¿Es la adrenalina de la prueba?). Decido seguir a pesar de poder «petar» mas tarde. Repechito antes de terminar el segmento de bici y segunda transición.

Esta transición fue más rápida. Quería sacar los pies antes de la transición como los pros pero no fue así y me excusé con el juez diciéndole: «todavía no tengo tanta práctica». Sonrisa de complicidad por su parte y a correr como un pato con calas. Salgo contento de la transición porque hago todo tal y como lo tenía pensado en mi cabeza.

Ahora era el momento que esperaba, ¿me iban a responder las piernas? Pues a pesar de empezar con las piernas un poco pesadas, pronto se recuperaron y volví al ritmo de la primera parte de la carrera a pie, a sufrir en las zonas de sol y a disfrutar con los ánimos del público para terminar entrando en meta sprintando.

Se terminó. Acabé mi primer Duatlon, contento y satisfecho con las sensaciones. El verano de entrenamiento con los compañeros na Fillaboa da sus frutos. También contento al enterarme que ganaron dos compañeros de club, Brais y Maria. Ahora toca recuperar y pasar esta semana lo mejor posible para llegar bien al Cies, será mi primer triatlón, (si, si. Mi primer triatlón).

Parte dos trileros
Parte dos trileros

 

 CRÓNICA: Dani Carcedo

Fotografía: Son do louro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *